miércoles, 25 de marzo de 2015

Hola 2015, te recibo a ti

No pediré  perdón a nadie, no voy a despedirme, seguiré en la villa en la vía, en mis letras, en mis batidos de mucho arte, derrotare, barreras, probablemente lloraré unas mil veces, amaré y me apasionaré muchas otras, ya viví el primer trimestre...
Puedo decir que me llena de emoción pasearme entre mi blog, ser, leída, amada, odiada y olvidada, amo que me leas, que me olvides, que pasen y sigan pasando historias, que yo siga escuchando unas cuantas oraciones retorcidas, que la verdad duela más que la puta y vendida mentira.
El señor 2015 viene con todo, si... CON TODO!
Desde el primero de Enero lloré, sonreí  y me entregue como cuando te entregas la primera vez a algo o alguien, por otro lado mande todo...
 absolutamente todo a la grandisima: mierda, infierno (incluya su grandisima grosería aquí #%&/")
Que opines o dejes de opinar sobre mi me va de madre (ojo no soy grosera) soy realista y es qu el país MI PAIS  pasa una de sus peores crisis y me duele con toda el alma, cuerpo, mente lo ocurrido y todo lo que suceda en ella...
Solo dije a solas desde mi balcón caraqueño: sorprendeme y déjame vivir señor destino, te dejaré hacer conmigo lo que quieras pero déjame vivir, déjame soñar en tus valle, oler tus mañanas, sonreír en las calles y llorar en los teatros, déjame contarle a los extranjeros lo genial que es Venezuela, aunque muchos la llamen mierda, quiero vacilarme mi ruta, perdí el miedo, pero no el sentido, así que recibí al señor 2015 con un HOLA.
Y si debo morir que sea por mi libertad 
Y si me vas a sorprender que sea la mejor sorpresa de verdad...
Publicar un comentario