viernes, 3 de octubre de 2014

La Integral tendió al infinito

Olvidaba lo mucho que me gustabas, olvidaba ese olor...
Trate, trate... una y mil veces! pero así como llegué, trate y no pude olvidarte.
Vuelvo a escribir de ti, vuelvo a no alinear mis pensamientos, vuelves a entrar en mis sueños...
Me encanta verte, hablarte, observarte detalladamente, sonreírte, pensarte, que mi sonrisa manipule tus ojos, me encanta estar contigo, eres una felicidad efímera.
Hace casi 5 años desde la primera vez que te vi, yo nerviosa desde unas escaleras escondida  tras una columna y siento que aun sigo escondida.
Me encanta el silencio de la noche, la bulla del entrono, me encanta cada historia que hacemos a escondidas, Amo ver la lluvia cuando estoy a tu lado, me enamora, me agrada estar en tus abrazos, cerrar y abrir los ojos con tus besos...
Para EL perderse en mi es sencillo! fluyes como pincel en mi piel...
Para mi perderme en ti es un misterio, un laberinto en el que me pierdo...
Trate de bloquearte hasta de mis poros pero fué imposible, tan necios como contarte que te quiero una y mil veces, como enamorarme de nuevo y  llorar a solas por un malvado amor, te pienso con miedo, aveces te Amo con locura, no quiero olvidarte! mi cuerpo se prohíbe alejarte, no se puede volver al pasado al cual un par de veces yo perdí...
Mi despecho es unitario y no te lo comparto, jamás entenderás no me gustan los segundo lugares, no me gusta el hecho que no brindas oportunidades, egoísmo, me siento siento ahogada en ti.
No entiendo ese descontrol, te veo y te amo, te odio entre risas y llantos...
Solo se hace historia y se diseñan nuevas aventuras, a solas con vos me puedo perder, puedo vivir la utopía perfecta entre melancolía de tenerte y no...
Siempre me pierdo en tus pensamientos y tu en los míos como condena de amantes...
Saturas mi sangre, policromas mis días y borras con una mirada mi marcha.

Soy mi lienzo y you me expones!..

Como dice la historia cantada:
La integral tendió al infinito
Rareza absoluta de las matemáticas del ahora
Las señales derivadas de tu único beso demostraron
Sin necesidad de lápiz ni papel
Ni mucho menos de las ciencias y sus maquinas
Que yo estaré contigo hasta el final de esta historia.



Publicar un comentario